logo socio
HAZTE SOCIO. Ir al Formulario
Adecagua
Noticia ampliada
¿Es posible obtener agua potable por medio de la energía de las olas del mar?
Fecha: 18 días 1 horas

Como parte de la «Estrategia Crecimiento Azul», el proyecto financiado con fondos europeos H2020 W2O ha demostrado la viabilidad económica del primer sistema de desalación impulsado por olas del mundo, Wave2O. Este funciona totalmente desconectado de la red eléctrica para suministrar grandes cantidades de agua dulce asequible.

Wave2O formará parte de un proyecto piloto en Cabo Verde, una isla del océano Atlántico al oeste de África. Se ha determinado una ubicación para la planta piloto y se están llevando a cabo estudios de evaluación del terreno, con sondeos batimétricos, evaluaciones de la energía undimotriz y evaluaciones de la calidad del agua. El coordinador del proyecto y cofundador de la pyme Resolute Marine Limited, Olivier Ceberio, declara: «Tenemos garantizado el compromiso de compra por parte de una empresa local de servicios de agua y electricidad de una planta Wave2O a escala completa tras finalizar con éxito las pruebas de la planta piloto».

La energía del mar

Dos convertidores de energía undimotriz (WEC, por sus siglas en inglés) y dos grandes contenedores de seis metros, uno que alberga equipos que producen energía eléctrica y otro que producen agua dulce, componen el módulo de Wave2O. Los WEC se conectan a los contenedores mediante tuberías flexibles que transportan agua de mar presurizada que proviene y se dirige a los WEC. «El agua de mar del proceso se obtiene de un pozo en alta mar alejado de cualquier fuente de contaminación a través de un sistema de filtrado multietapa antes de entrar en un sistema colector que divide su caudal en dos vías distintas», explica Ceberio.

Los WEC emplean la energía mecánica inducida por las olas para impulsar dos actuadores hidráulicos rotativos que incrementan la presión del agua de mar de alimentación a 7 000 kPa antes de bombearla hacia tierra. Allí se estabiliza mediante un acumulador hidroneumático para eliminar las pulsaciones de presión indeseadas antes de que entre en el sistema de OI. Un caudal secundario de agua marina se envía a una unidad de recuperación de energía (URE). La URE recupera la energía de la salmuera (el subproducto del proceso de desalación) a alta presión y la utiliza para incrementar la presión del agua de mar del proceso a 7 000 kPa. La recuperación de energía crea una conversión de mayor eficacia, lo cual es crucial para un funcionamiento autónomo.

A continuación el agua marina de entrada con una presión estabilizada se mezcla y entra en una unidad estándar de OI a una presión de funcionamiento de 6 200 kPa. Aproximadamente el 35 % del agua de alimentación es transformada en agua dulce, lo cual es una tasa de recuperación relativamente baja que posee ventajas relacionadas con un menor mantenimiento, una mayor duración de la membrana y una menor salinidad de la salmuera. La salmuera altamente energética se utiliza posteriormente para preprocesar el agua de alimentación.

Agua potable con menos emisiones de carbono

Wave2O podría facilitar el acceso a la energía con bajas emisiones de carbono para millones de personas que viven en comunidades rurales y aisladas. «Cada planta generará 4 000 metros cúbicos de agua potable al día, suficiente para cubrir las necesidades de 40 000 personas y reducir las emisiones de CO2 en 4 346 toneladas al año, el equivalente a sacar fuera de circulación 936 coches», afirma Ceberio. «Nuestros clientes objetivo son comunidades de países en desarrollo y naciones insulares que normalmente carecen de suficiente capacidad de red eléctrica y no pueden permitirse el capital o tiempo necesario para construir e implantar sistemas conectados a la red eléctrica», añade.

El sistema de producción de agua impulsado por energía renovable independiente de la red eléctrica a media escala está destinado a países en desarrollo y naciones insulares de fuera de la Unión Europea (UE). En Europa, W2O puede beneficiar a países y territorios de ultramar relacionados con Estados miembros de la UE, como las islas Canarias y Nueva Caledonia.

 

Fuente: Cordis.