logo socio
HAZTE SOCIO. Ir al Formulario
Adecagua
Noticia ampliada
¿Cómo reconectar los ríos europeos mediante la ciencia ciudadana?
Fecha: 11 días 16 horas

La mejora de la conectividad de los ríos es uno de los objetivos de la planificación hidrológica catalana y la ACA lleva años trabajando en esta línea.

Los cursos fluviales son estratégicos para la conservación de la conectividad ecológica. Concentran una gran diversidad biológica, con la presencia de hábitats y especies de alto interés de conservación, y facilitan los movimientos de muchas especies, que encuentran refugio y alimento. Por ello, la conectividad es necesaria para procesos básicos relacionados con la dinámica fluvial, como el transporte de sedimentos, entre otros.

En las cuencas internas de Cataluña (Distrito de cuenca fluvial de Cataluña) hay inventariadas unas 900 estructuras que suponen un obstáculo transversal al río, de las que sólo un 27 % se pueden considerar franqueables para los peces.

Medidas previstas

Cataluña dispone actualmente de más de 100 pasos de peces que mejoran la conectividad fluvial y permiten el paso tanto de peces como de sedimentos. A esta cifra hay que sumar una cincuentena de otras medidas encaminadas al mismo objetivo.


Escalera de peces en el río Bastareny, en el término municipal de Bagà.

El Plan de gestión del distrito de cuenca fluvial de Cataluña y su Programa de medidasprevén, dentro del escenario 2016-21, una inversión superior a los 6 millones de euros en actuaciones para mejorar la restauración y la conectividad fluvial. Las medidas se contemplan en las cuencas del Llobregat, el Besòs, el Francolí, el Gaià, el Cardener, Tordera, Fluvià, Muga y el Ter, entre otros.

Estas medidas también ayudan a cumplir con los requerimientos y compromisos establecidos en el Plan de gestión para la recuperación de la anguila europea en Cataluña, que deriva de la aplicación del Reglamento (CE) 1100/2007 de la Comisión Europea.

La corresponsabilidad ciudadana

En los últimos años también se ha puesto al descubierto que las administraciones necesitan de la colaboración ciudadana y que cualquier impulso complementario es totalmente bienvenido. Aquí juega una parte importante el papel de la ciudadanía y su corresponsabilidad en mejorar el conocimiento sobre el estado del medio y contribuir al logro de medidas para mejorar el estado cualitativo de nuestros ríos.

El proyecto AMBER (las siglas en inglés de Gestión Adaptativa de las Barreras en los ríos europeos)es una iniciativa que pretende crear una base de datos a nivel europeo sobre la conectividad fluvial y detectar aquellos puntos donde la restauración es más necesaria.

Con la participación de varias universidades europeas, entre ellas la de Oviedo, entidades ambientalistas como AEMS-Rius amb vida y WWF y otras empresas, el objetivo principal es hacer compatible la gestión de presas y otras barreras con la restauración eficiente de la conectividad fluvial.

Aplicación para móviles con alcance europeo

El papel de la ciudadanía es vital en el desarrollo de este proyecto. Mediante una aplicación para móviles, conocida con el nombre de Barrier Tracker, cualquier persona puede aportar información sobre la presencia de barreras que obstaculizan el paso del agua.


Detalle de la aplicación, con los datos aportados por la ciudadanía. Fuente: Amber.

Esta información se puede aportar a nivel de toda Europa. Esto permitirá elaborar el Atlas Europeo de Barreras, que consistirá en identificar y detallar las barreras en los ríos (una vez los datos hayan sido verificadas y validadas).

Fuente: Agencia Catalana del Agua.